Navegar en Menorca y Coronavirus.

Todos nos preguntamos, ¿podremos navegar en barco y disfrutar del mar de Menorca éste verano con la crisis del coronavirus?

Un placer en el que soñamos día a día, pero que nos crea incertidumbre debido a la situación que nos envuelve sin duda.

En primer lugar debemos identificar cuál es el servicio de alquiler de barcos en Menorca, y qué nos ofrece Chárter en Menorca.

Ventajas de alquilar un barco

Chárter en Menorca ofrece un servicio de alquiler de barcos, lanchas, Llauts y Yates en Menorca con un formato exclusivo. ¿ Qué significa esto? , significa tener la garantía de que, únicamente a bordo de la embarcación estarán sus invitados y familiares acompañándole ese día tan esperado, y poder disfrutar del mar de Menorca, de sus playas y calas con la máxima seguridad de evitar cualquier tipo de contagio por parte de una tercera persona.

Limpieza de las embarcaciones a diario.

Nos comprometemos a que todas y cada una de las embarcaciones estarán completamente higienizadas para ofrecer la máxima tranquilidad a nuestros clientes, para que se sienten como en casa en su barco, y que solo se preocupen de disfrutar al máximo su jornada de navegación, ya sea con su alquiler de yate, Llaut, lancha o velero en Menorca.

Posibilidad de cancelación gratuita.

Cancelación gratuita para las nuevas reservas a partir del inicio del estado de alarma en el caso de que hubiera imposibilidad de viajar o prohibición de realizar la actividad de su alquiler de barco en Menorca.

Un barco para dormir a bordo.

Minimice los riesgos de contactos en la isla de Menorca, alquile su embarcación en Menorca y utilícela para dormir a bordo (consultar condiciones). Utilice su barco para disfrutar del mar y quédese a dormir al finalizar la jornada de chárter.

Alquile su barco, siéntase libre navegando por cuantas calas deseé, protegido de cualquier amenaza vírica en compañía de lo suyos.

Sin duda, ésta será la mejor actividad del verano a realizar en Menorca, seguridad, exclusividad y libertad en la mejor compañía.

¿Por que le gusta tanta gente navegar en Menorca?

Una de las mejores formas de conocer Menorca es navegando. El mar Mediterráneo ofrece muchas sorpresas, especialmente cuando se trata de esta zona balear. Con un pequeño barco o un velero podrás disfrutar de aguas cristalinas y playas de ensueño.

Un auténtico lujo que puedes tener al alcance de tu mano.

Pero, ¿Por qué le gusta tanto a la gente navegar en Menorca?

Pues simplemente porque es una experiencia única e inigualable. Podrás estar varios días navegando y descubriendo nuevos rincones, la isla te seguirá sorprendiendo pase el tiempo que pase. ¡Nunca te cansarás de este paraíso en mitad del Mediterráneo llamado Menorca! 

Ahora bien, ¿Qué podemos ver una vez alquilemos un barco en Menorca? ¿Cuáles son los rincones que no te puedes perder?

El puerto de Mahón en Menorca

El puerto de Mahón es uno de esos sitios mágicos que tienes que visitar cuando vayas a Menorca. Podrás tener las dos versiones de la isla en un mismo punto, desde los acantilados infinitos, el campo y el mar, hasta la ciudad con sus excepcionales restaurantes y su vida nocturna.

Aquí puedes aprovechar para hacer una parada y tomar un bocado antes de seguir con la aventura. En los alrededores encontrarás restaurantes con los que disfrutarás el doble.

Isla des Colom

Otra de las paradas obligatorias es la isla des Colom. Se trata de un pequeño islote que era utilizado para cultivo y para la minería hace ya cientos de años. Actualmente es una residencia de verano en la que puedes parar y disfrutar de las increíbles vistas y la compañía. 

Una buena opción es llevar en el velero un pequeño picnic y disfrutar de este particular islote. Todo el que lo prueba, se enamora de la isla des Colom.

Cuevas submarinas cerca de Fornells

Por supuesto, no podíamos dejar pasar por alto las cuevas submarinas que se encuentran muy cerca del puerto de Fornells. Es una estupenda zona para practicar el buceo, especialmente si no es tu primera vez en el mar. Eso sí, si sumergirte de forma más segura, te recomendamos acudir a una agencia especializada en actividades náuticas.

Las cuevas submarinas son un gran destino para todos aquellos que quieran probar la inmersión. La belleza que se esconde bajo el agua es inigualable.

Una visita a las calas más famosas de Menorca

Si algo ofrece Menorca son calas preciosas. Es por eso por lo que, si decides hacer una pequeña ruta en barco o velero, no puedes pasarlas por alto. Tanto la zona norte como la zona sur de la isla son recomendables, pero en la zona sur podrás encontrar playas con arena más fina y con mucha vegetación. Aún así, todas las playas de Menorca son perfectas para pasar el día.

En este trayecto, nuestro consejo es que visites algunas de las calas más conocidas como, por ejemplo, la Macarella o la Cala Turqueta. El agua es tan clara que no tendrás problemas para ver el fondo y disfrutar de lo que ofrece el mar de Menorca.

Qué es un diario de navegación

La ley es para todos y en la mar también. Así es que los buques mercantes y de pesca han de cumplir con la ley y una de las exigencias es: cumplimentar el diario de navegación.

El diario de navegación es un documento legal, es un diario personal y obligatorio que se lleva a bordo por parte de los oficiales de marina donde se registran los datos náuticos y meteorológicos, acaecimientos y demás datos que constan en el cuaderno de bitácora.

Muchos, seguramente, lo relacionarán con el famoso cuaderno de bitácora, famoso por aparecer en muchas películas de marineros mercantes. Pues bien, no es exactamente lo mismo pero sí que se encuentran íntimamente ligados. Veamos las diferencias:

¿qué diferencias hay entre un diario de navegación y un cuaderno de bitácora?

En el cuaderno de bitácora se anotan las incidencias que se observan durante las guardias por parte de los pilotos de cada guardia. Sin embargo, el diario de navegación  únicamente toma registro el Capitán del buque.

Cierto es que mucha información de la que se anota en el diario de navegación se extrae de cuaderno de bitácora.

Y otra diferencia clave es que el diario es un documento oficial y el cuaderno de bitácora no.

¿Qué se apunta en el diario de navegación?

Como ya podemos intuir el libro de navegación no es algo opcional, sino que es un documento obligatorio para cumplir con ley marítima. Por ello, en este diario se han de recoger todos los sucesos de importancia que tengan lugar en el buque durante toda la navegación. 

Se han de recopilar y recoger los siguientes aspectos:

Datos de las averías del buque durante la navegación. Se ha, por tanto, de establecer un análisis del estado del buque rutinario, para que en caso de avería, sean anotados tales daños. Y de todas las partes del barco, ya sea de la cubierta, de la cabina o de las máquinas internas.

Datos de avería o daños de la carga transportada también se han de recoger.

Datos de la navegación. Como los datos de la distancia recorrida y la velocidad de navegación o incluso, datos de las condiciones del mar y del viento. Estos datos son los que se suelen extraer del famoso cuaderno de Bitácora, donde estos datos se suelen recopilar en dicho cuaderno y de forma más extensa.

Datos acerca de las medidas disciplinarias impuestas por el máximo mando del buque, el Capitán.

Datos acerca del suceso de delitos cometidos a bordo. También se anotan los testamentos y actas de Registros Civil que han sido autorizadas por el Capitán del buque.

Estos son los puntos clave, pero como hemos dicho anteriormente, se han de recoger en el diario de navegación toda la información relevante que acontezca durante el trayecto de navegación.

Utilidades

Además, tanto el diario de navegación como el cuaderno de Bitácora, aparte de cumplir con la ley establecida, nos sirve para que, en caso de averías o algún incidente durante la navegación, demos con una pronta solución. Al tener todos los datos recogidos y fechados podremos medir los daños con exactitud y establecer las causas de la misma.

¿Qué mantenimiento tiene un barco?

Cada vez son más los afortunados que gozan de poseer o alquilar una embarcación, ya sea de lanchas, yates, llauts o veleros.

Los meses de verano son muy populares para navegar o surcar las aguas pero no son los únicos meses del año, todo el año es buen momento.

Pero, tanto si vas a navegar en verano o todo el año debes tener tu embarcación a punto. Tener un buen mantenimiento de nuestro barco ofrece una serie de ventajas que no puedes dejar pasar por alto:

Ofrece salud. Sí, nuestro barco puede enfermar si no lo cuidamos, sino llevamos un buen mantenimiento.

Además, si mantenemos sano nuestro barco, alargaremos la vida del mismo.

Ganaremos seguridad. Al igual que con los vehículos de tierra, un buen mantenimiento ofrece y aporta seguridad a la navegación. Por lo tanto no juegues con la peligrosidad y empieza por aquí, cuidando y manteniendo tu barco.

Realiza revisiones periódicas

Para conseguir el buen estado de nuestro barco debemos cumplir con esta ley no escrita.Sobre todo, si vas a navegar de nuevo después de un largo período, revisa y repasa con pulcritud.

Tanto para embarcaciones de vela como a motor esta ley se tiene que cumplir para garantizar esa seguridad de la que hablamos.

Además, deben ser revisiones continuas, periódicas, no debemos dejarlas solo para una temporada del año, naveguemos o no, al menos hemos de revisarla una vez por cada estación del año.

Revisa las velas, el motor, las baterías y todo el sistema eléctrico, además del mástil.

Debes de cambiar el aceite del motor cuando sea necesario, por ello revisa el estado del mismo periódicamente. Sé especialmente cuidadoso con el motor y limpia con esmero los filtros. Sin olvidarnos de revisar el circuito de combustible para evitar las pérdidas del mismo.

Anota tus trayectos y el funcionamiento de tu barco

Es muy conveniente anotar, llevar cuenta y registrar lo que observemos de nuestro barco siempre que lo revisemos y siempre que naveguemos. Si aparte de esto quieres anotar algo más de tu barco, adelante, de lo que se trata es de tener un diario, un cuaderno de bitácora para así, si tenemos futuros problemas o averías detectar fácilmente el origen y la causa de la misma, para aplicarle una rápida solución.

Como hemos dicho, anota todo lo que observes de tu barco, incluso aquello que de primeras no le des muchaimportancia. Pero, para ayudarte, vamos a darte algunas pistas:

Anota:La velocidad de la embarcación. Las condiciones atmosféricas y el estado del mar y el oleaje, ya que pueden afectar directamente sobre la salud de tu barco. La presión y el número de revoluciones del motor.

La distancia y rumbo navegados.

El mantenimiento del barco de primeras puede parecer una tarea tediosa pero conforme cojas práctica y sobre todo costumbre ahorrarás mucho tiempo futuro en averías más graves y garantizarás que la navegación sea más segura y cómoda para todos. Está en tus manos mantener en buen estado a tu barco.

Claves básicas a bordo de una embarcación

¿Tienes un barco o estás pensando en comprar una pequeña embarcación?

Sea cual sea la opción elegida, hay unas normas básicas al embarcarte que debes cumplir. Estas son: 

Ten una papelera a mano en el baño.

Un barco no es una casa, por muchas comodidades que tenga y mucho que lo parezca. En el baño, es necesario que no tires nada, ni papel biodegradable ni cualquier otro objeto, tipo de papel o compresa. Además de ensuciar el mar, el wc instalado en los barcos no está preparado para ello y todo lo que puedes provocar es una avería que arruine tus vacaciones. 

Ahorra.

El agua y la luz, elementos básicos de la vida que damos por sentado en nuestro día a día, son limitados en los barcos. Hay que ahorrar todo el agua y energía que podamos. Para ello, solo hay que seguir unos sencillos pasos como apagar las luces al salir de una estancia, cerrar el grifo mientras enjabonamos los platos o nos cepillamos los dientes y darse una ducha solo al final del día para quitarse la sal.

No bebas agua del grifo.

Aunque es potable, los médicos y expertos aconsejan no consumirla. Compra agua embotellada y ten suficiente reserva para todo el viaje. 

Sé precavido.

La comida es un punto importante al emprender un viaje en barco, por corto que sea. Compra lo que necesites de una vez y mantén la despensa llena para que no te falte de nada. Te ahorrarás combustible pues no tendrás que volver al puerto por cosas que se te hayan olvidado. 

Ten en cuenta la nevera que tienes.

Por norma general, los barcos tienen neveras pequeñas en las que no caben muchos alimentos y que por tanto, hay que dejar algunos fuera. Lo mejor es organizarse bien, pensando en salir a comer o cenar fuera algunos días y hacer cenas ligeras. Puedes ingeniártelas para usar alimentos no perecederos para las cenas como por ejemplo latas de atún y aceitunas, botes de pimientos, champiñones o guisantes envasados, etc. 

No navegues de noche.

Es mejor que cuando entre la noche estés atracado en un puerto. Piensa que tanto el mar como el clima son impredecibles, por lo que siempre será mejor estar cerca de un pueblo que en alta mar si surgen problemas.

Fondea generosamente.

Hazlo de 3 a 4 veces al día, siempre calculando bien la distancia por si hay barcos cerca. Cuando lo hagas cerca del puerto o de la costa, ten en cuenta que pueden haber escollos que te dificulten el fondeo.  No dejes nunca el barco sin vigilancia, especialmente si no es tuyo.  Y recuerda mirar siempre la climatología antes de embarcar. Ante cualquier signo de peligro, lo mejor es quedarse en casa. Sin más. Siempre habrá tiempo de salir otro día. 

Recuerda tener en cuenta estos consejos antes y durante la navegación y todo irá sobre ruedas.

Estos son los carnets de barco que existen:

Si estás pensando en comprarte una pequeña embarcación, ya sabrás que antes necesitas un carnet para poder llevarla. Hay distintos tipos de carnets de barco que necesitas conocer para saber cuál es necesario en tu caso.

Qué carnets de barco existen

Hay distintas licencias que permiten llevar embarcaciones de recreo o profesionales. Veamos cuáles son y cuál es mejor en tu caso para llevar a cabo tu pasión de navegar.

Licencia de Navegación

Este título es el más básico y lo puedes obtener en tan solo seis horas. Normalmente lo realizan patrones que quieren navegar con una moto de agua o con una lancha pequeña que les sirva para pescar.

Con él se puede conducir un barco pequeño con motor sin límite de potencia, con una eslora máxima de seis metros. Eso sí, solo se puede navegar de día y alejarte un máximo de dos millas de la costa. Sirve para moto de agua y la edad mínima es de 16 años.

Carnet PNB

Este título es para patrones que quieren pescar de noche o iniciarse en la navegación a vela. Permite llevar un barco sin límite de potencia, con una eslora máxima de 8 metros y navegar tanto de día como de noche.

Se puede utilizar para moto de agua y alejarte hasta cinco millas de la costa. La edad mínima para tenerlo es de 16 años.

Carnet PER

Sus siglas, Patrón de Embarcación de Recreo, indican que es la base para optar por otras licencias. Ya hablamos de embarcaciones mayores, pues con este carnet se permite una eslora de 15 metros ampliable hasta 24 en Baleares para que puedas llegar hasta la costa catalana. Te podrás alejar unas doce millas de la costa y conseguir la habilitación para navegar a vela.

Y si así lo quieres, consiguiendo una habilitación tienes la oportunidad de trabajar como profesional con un curso de Formación Básica de Seguridad Marítima. Junto con el certificado SCTW puedes:Llevar suministros a una distancia máxima de 5 millas en embarcaciones de recreo o motos acuáticas. Realizar actividades de atraque, fondeo, remolque o desplazamiento de embarcaciones. Llevar a cabo pruebas de mar de embarcaciones y motos. Gobernar embarcaciones que se destinan al socorrismo en las playas.

Carnet de Patrón de Yate

Como dijimos, el PER es la base de los siguientes carnet y por tanto, tenerlo es un requisito para optar a este. La eslora máxima es de 24 metros y podrás navegar tanto de día como de noche sin alejarte más de 150 millas de la costa. La habilitación para navegar a vela es una opción gracias a esta licencia para que debes tener una edad mínima de 18 años.

También puedes trabajar como profesional y optar por el carnet de Capitán de yate, el último de esta lista que no tiene límite de eslora ni de distancia.

Y estos son los carnets de barco que existen y a los que puedes optar. Si necesitas más información sobre ellos, no dudes en contactarnos.

Si estás pensando en comprarte una pequeña embarcación, ya sabrás que antes necesitas un carnet para poder llevarla. Hay distintos tipos de carnets de barco que necesitas conocer para saber cuál es necesario en tu caso.

Qué carnets de barco existen

Hay distintas licencias que permiten llevar embarcaciones de recreo o profesionales. Veamos cuáles son y cuál es mejor en tu caso para llevar a cabo tu pasión de navegar.

Licencia de Navegación

Este título es el más básico y lo puedes obtener en tan solo seis horas. Normalmente lo realizan patrones que quieren navegar con una moto de agua o con una lancha pequeña que les sirva para pescar.

Con él se puede conducir un barco pequeño con motor sin límite de potencia, con una eslora máxima de seis metros. Eso sí, solo se puede navegar de día y alejarte un máximo de dos millas de la costa. Sirve para moto de agua y la edad mínima es de 16 años.

Carnet PNB

Este título es para patrones que quieren pescar de noche o iniciarse en la navegación a vela. Permite llevar un barco sin límite de potencia, con una eslora máxima de 8 metros y navegar tanto de día como de noche.

Se puede utilizar para moto de agua y alejarte hasta cinco millas de la costa. La edad mínima para tenerlo es de 16 años.

Carnet PER

Sus siglas, Patrón de Embarcación de Recreo, indican que es la base para optar por otras licencias. Ya hablamos de embarcaciones mayores, pues con este carnet se permite una eslora de 15 metros ampliable hasta 24 en Baleares para que puedas llegar hasta la costa catalana. Te podrás alejar unas doce millas de la costa y conseguir la habilitación para navegar a vela.

Y si así lo quieres, consiguiendo una habilitación tienes la oportunidad de trabajar como profesional con un curso de Formación Básica de Seguridad Marítima. Junto con el certificado SCTW puedes:Llevar suministros a una distancia máxima de 5 millas en embarcaciones de recreo o motos acuáticas. Realizar actividades de atraque, fondeo, remolque o desplazamiento de embarcaciones. Llevar a cabo pruebas de mar de embarcaciones y motos. Gobernar embarcaciones que se destinan al socorrismo en las playas.

Carnet de Patrón de Yate

Como dijimos, el PER es la base de los siguientes carnet y por tanto, tenerlo es un requisito para optar a este. La eslora máxima es de 24 metros y podrás navegar tanto de día como de noche sin alejarte más de 150 millas de la costa. La habilitación para navegar a vela es una opción gracias a esta licencia para que debes tener una edad mínima de 18 años.

También puedes trabajar como profesional y optar por el carnet de Capitán de yate, el último de esta lista que no tiene límite de eslora ni de distancia.

Y estos son los carnets de barco que existen y a los que puedes optar. Si necesitas más información sobre ellos, no dudes en contactarnos.

¿BABOR Y ESTRIBOR, CÓMO SE PUEDEN DIFERENCIAR?

Los términos usados para definir las partes de un barco pueden llegar a ser confusos, pero si hay algo que confunde a todo el mundo es la definición de babor y de estribor. ¿Qué significa cada una de estas palabras? ¿Cuál es realmente la parte a babor y a estribor de un barco? En charterenmenorca.com te lo contamos:

Partes de un barco:

babor y estribor

Babor y estribor son las dos partes más complejas del barco y es que, aunque existen otras definiciones que pueden llegar a confundir del barco, estas son las más usadas en las películas, series o libros.

Babor

En el caso de babor, es la parte izquierda del barco cuando miramos desde la popa a la proa, es decir, si se mira desde la parte de atrás del barco hacia la de delante.

Estribor

En el caso de estribor, es justamente el lado contrario, el derecho, si volvemos a mirar desde la popa a la proa. 

Estos dos son términos usados por los marineros para emprender el rumbo del barco. ¿Quién no ha escuchado alguna vez eso de ‘¡Todo a estribor!’?

Cómo diferenciar babor de estribor

A pesar de que ya hemos definido cuál es cada lado del barco, puede ser que, en el momento de diferenciarlos, no sepas cómo hacerlo o no te acuerdes de cuál es el derecho o el izquierdo. Es por eso por lo que vamos a ver cómo diferenciar estos dos términos, algo que te resultará muy útil si estás comenzando a navegar.

Si aún no sabes muy bien las reglas de la navegación, tenemos que decirte que, a la hora de navegar, el barco que esté en el lado derecho tiene la preferencia, al igual que pasa cuando conducimos por carretera, es decir, es el lado ‘estrella’. Es por eso por lo que muchos asemejan la palabra estribor con starboard, por la sonoridad. De ahí a que estribor recuerde a derecha.

Pero no es la única regla nemotécnica que te puede ayudar a identificar estribor como el lado derecho. Otra es la de pensar y recordar que la mayoría de las personas usa la derecha para escribir, una palabra que se asemeja a estribor.

Por otro lado, babor suele dar para el puerto, por lo que en inglés, sustituyeron la palabra babor por port, el lado izquierdo del barco. Así que si recuerdas que babor es el ‘port’ no tendrás problemas a la hora de navegar.

Las luces en la noche

A la hora de oscurecer, los barcos suelen usar luces que señalizan para que lado van. Esto es muy importante ya que por la noche no suele haber luz en el mar, por lo que, de no existir estas luces, más barcos podrían colisionar.

En el caso de babor, se usa el color rojo para señalizarlo, mientras que estribor se señala con el color verde. También se usa un tercer color, el blanco, para señalizar la popa. 

Con estos consejos no tendrás ningún tipo de problema a la hora de identificar cuál es el término de cada lado del barco

Estos son lo motivos por el cual alquilar un barco con patrón

Si te has planteado vivir unas vacaciones o un fin de semana diferente a bordo de un barco toca responder la gran pregunta.

¿Alquiló un barco con patrón o sin patrón?

En caso de que no cuentes con experiencia náutica y las licencias necesarias para gobernar un barco de gran envergadura como un catamarán o un yate, si será casi obligatorio que cuentes con un patrón de barco.

Es cuando estás familiarizado con alta mar cuando las dudas nos llegan y no sabes si es mejor idea alquilar un barco con patrón o por el contrario una embarcación para manejar por ti mismo. A continuación vemos las ventajas de alquilar un barco con patrón que te ayudarán a tomar una mejor decisión: 

Ventajas, motivos y razones para alquilar un barco con patrón: 

El patrón cuenta con la experiencia necesaria

Un patrón es alguien que dispone de la licencia náutica obligatoria para gobernar la embarcación que deseas alquilar (Ya que casi todas las naves precisan de licencia para levar anclas, son algo así como el carné para conducir un barco) por lo general también cuenta con años de experiencia, lo que aporta tranquilidad durante la travesía.

Podrás centrarte solo en disfrutar

Gobernar una embarcación no es coser y cantar, hay que asegurarse de que todo está bajo control y alguien debe quedarse a bordo durante el fondeo. Si decides manejar la embarcación de alquiler tendrás que dedicarle tiempo durante la travesía, por contra si alquilas un barco con patrón será este quien lo haga.

En naves de gran envergadura como los yates, el patrón puede contar además con tripulación de manera que ni siquiera necesitas hacer turnos con él para manejar el timón, pues dispone de su propio sustituto para cuando necesita dormir. 

Conoce enclaves que son secretos para el resto

La experiencia hace al maestro y las largas horas que un marino pasa en alta mar se ven recompensadas cuando descubre enclaves que resultan prohibidos para el resto de los mortales.

El patrón conoce lugares que para otros pueden pasar desapercibidos ya sea en mar o en tierra:

Calas paradisíacas, restaurantes portuarios y lugares solitarios donde disfrutar con los tuyos son solo algunos de los secretos que este habido marinero compartirá contigo si hacéis buenas migas. 

Contarás con un excelente chef a bordo:

Bueno, tenemos que reconocer que esta ventaja no se da en el 100% de los casos pero muchos de nuestros clientes nos cuentes lo bien que lo pasan con el patrón de su barco, sobre todo si este sabe cocinar y les prepara alguna de sus especialidades. 

Si esperas degustar un plato made in capitán asegurate de pactarlo primero con él, o de haceros muy buenos amigos a bordo del navío. Ambos lo pasaréis en grande!   

En Charterenmenorca.com somos especialistas en alquiler de barcos, consulta todas las condiciones para alquilar una embarcación con patrón si como nosotros crees que esta, es una de las mejores opciones.

Navegar con climatología adversa: lo que debes saber

Aunque se recomienda comprobar las condiciones climatológicas antes de zarpar, una tormenta inesperada puede sorprender hasta al marinero más experto.

Navegar con mal tiempo es uno de los mayores miedos de capitanes y tripulantes, por eso desde Charter Menorca queremos darte algunos consejos para que, llegado el momento, vivas esta experiencia con la mayor tranquilidad posible:  

Prevenir mejor que curar

Antes de zarpar se deben comprobar minuciosamente todos los elementos de seguridad del barco, no importa que tengas pensada una larga travesía o un pequeño paseo, en el 100% de los casos comprobaremos todos los elementos. Es la única forma de estar preparados en caso de accidente.

Barcos pequeños

Las embarcaciones pequeñas son las que más sufren con climatología adversa, ya que corren el riesgo de ser golpeadas por las olas rompientes y ser lanzados hasta la costa de sotavento. 

Si navegas en un barco pequeño, tienes dos opciones: 

Capear el temporal: Es decir, enfrentarlo de proa.

Correrlo: Evitarlo con la popa. 

Para elegir una acción u otra debes saber las características de cada una de ellas, conocer las condiciones del mar, posición en la que se encuentra el barco, distancia a tierra, experiencia de los tripulantes… 

En la mayoría de casos acercarse a la costa encierra mucho más peligro que permanecer mar adentro.

Vamos a ver en qué consiste cada una de estas maniobras: 

Capear el temporal

Capear el temporal es completamente distinto en navegación a vela y a motor: 

A vela

Conviene reducir las velas expuestas para evitar los grandes balanceos por el viento, mientras dejamos desplegada el tormentín: Una vela pequeña y resistente colocada cerca de la cubierta y el mástil. De esta manera el centro vélico se sitúa en el centro de gravedad del barco. 

Otra opción para capear el temporal en navegación a vela es con la vela mayor de capa, gracias a su gran resistencia. 

Es imprescindible poner el barco en posición parada para reducir así el balanceo. El oleaje se corta por la proa, de esta manera evitamos los choques laterales, que son la zona más débil del barco. 

A motor

En navegación a motor es necesario ajustar la potencia para evitar los fuertes choques con las olas, reduciendo la velocidad también al máximo. 

La posición es la misma que en navegación a vela y debemos controlar el consumo. Si no contamos con otro medio de propulsión conviene tener un ancla flotante.   

Correr el temporal

Correr el temporal es una opción muy sabia cuando se dan las condiciones oportunas y podemos mantener la velocidad adecuada, para huir del temporal tenemos dos opciones:

De forma libre o usando estachas: 

Correr el temporal libre

Conseguimos una velocidad constante y sin interrupciones, lo que nos permite tener el máximo control de nuestro barco. Para correr el temporal situaremos la embarcación de manera que la popa se mantenga en contacto con las olas. Cuanto más baja sea la velocidad, menor será el control que tendremos del barco. 

Correr el temporal con estachas

Esta maniobra de navegación consiste en dejar caer por la popa cabos de 30 a 50 metros que cuentan con elementos pesados en las puntas. El objetivo de las estachas es que el barco siga su rumbo pero a una velocidad de navegación más baja. 

Navega por las calas de menorca

En sabemos que Menorca es una de las islas con más encanto del mundo. No por menos es la elegida por muchos turistas como destino de vacaciones. ¿Aún no la conoces? Pues vente con nosotros a hacer un recorrido por sus calas. 

Las calas de Menorca más maravillosas

Sus aguas no tienen nada que envidiar a las del Caribe y sus calas son simplemente paradisiacas. Estas son las más bonitas: 

Caló Blanc

Una hermosa calita de roca, en la que destaca su agua cristalina y su poca afluencia de personas. Shhhhhh, no le digas a nadie que te estamos hablando de ella. 

Se ubica junto al pueblo de Binibeca y, aunque es totalmente virgen, muy cerca podrás encontrar todos los servicios que necesites como aparcamiento, restaurantes, etc.

Cala Turqueta

Para los que prefieren las calas de arena, muy cerca de Caló Blanc se encuentra cala Turqueta, de aguas azul intenso donde el sol y el ambiente te transportarán.

Hay un chiringuito muy cerca en el que refrescarte, así como baños y un aparcamiento. Un poco más frecuentada que la anterior pero con un encanto también muy especial.

Cala Son Saura

Esta es una preciosa playa muy extensa de fácil acceso y perfecta para olvidarse del estrés de la vida diaria. 

Una curiosidad es que el camino que te lleva hasta ella es el mismo que lo hace hacia otras playas muy bonitas, pero en cada desvío hay un guardia que te dice cuán concurrida está y si hay o no disponibilidad en el aparcamiento.

Macarella y Macarelleta

Aun si no has estado en Menorca es posibles que conozcas estas calas porque son las que siempre salen en las postales y fotografías de la isla con varios barcos anclados. 

Pasear por sus pinares mientras nos asombramos del bello contraste del verde de sus hojas con el azul intenso del mar, es simplemente un abrazo para el alma que nos hará relajarnos hasta grados insospechados. 

Hay bares y otros servicios muy cerca en la zona, por lo que solo necesitarás tu toalla, tu sombrilla y muchas ganas de disfrutar de la naturaleza y relajarte. 

Mitjana y Mitjaneta

Si te gustó el contraste entre pinares y mar, aquí encontrarás otro impresionante: playas turquesas y montañas con acantilados de color caliza. 

¡Las fotos son obligatorias en estos parajes tan dispares y a la vez tan hermosos. 

Cala Pregonda

Y esta, junto a la cala Cap de Cavallería son dos lugares remotos y muy diferentes de los demás. Especialmente por su arena oscura que puedes aplicar en tu cuerpo y que dejará tu piel suave como el terciopelo. 

Cala Roja

Parece que Menorca es la isla de los contrastes porque Cala Roja, en donde se ofrecen los mejores atardeceres, es otro lugar diferente que no puedes obviar.

Si aún no conoces las maravillosas calas de Menorca, es el momento de que te hagas una escapada y disfrutes de ellas al máximo. 

Aunque el verano es la mejor época para la playa, en Menorca el buen tiempo apremia y puede disfrutarse casi en cualquier época y con menos gente que en la época estival. ¡Aprovecha!